25/7/10

Los escritores que renuevan la tradición literaria platense


Foto: Diario El Día. Ramón Tarruella, Sofía Silva, José María Pallaoro y Julián Axat.

Los escritores que renuevan la tradición literaria platense
ESCRIBIR, EDITAR Y DIFUNDIR
Diario El Día. Publicado en Edición Impresa: Revista Domingo

21/7/10

Ella siempre

Ella siempre

En el blog “Azul y negro” de Susana Siveau seleccionaron algunos viejos textos de “Pájaros cubiertos de ceniza” (1982-1990) bajo el nombre de Ella siempre.
Muchas gracias por la difusión.
Para leer los poemas cliquear aquí.

16/7/10

Lo mejor de mí


LO MEJOR DE MÍ

Se fue
y junto a ella
lo mejor de mí


En la tierra, en la calma
en la quietud del escenario

la memoria hace su pausa
da vuelta de página
y nunca más
y nunca más
la inocencia



Foto: “Apuntes”, Jmp

10/7/10

Servilletas


SIEMPRE ME FUE EXTRAÑA…

Siempre me fue extraña
la felicidad

Y mi memoria demasiado frágil

Veo en los otros / como
en este bar / caras
adustas / para adentro

Por suerte no hay espejos

Montevideo, 27/2/94 21:50



Foto: Servilleta, Jmp

7/7/10

Castillo



     “Hasta aquí llegó la vida, dices, y tu dedo toca el muro. / Hasta aquí llegó la muerte, dices, y señalas el dintel. / Pero si pones el pie donde estaba el umbral, / si te acercas con la rama de albahaca y un gallo en los brazos, / las sombras vendrán rápidamente a tu encuentro...”.
     Horacio Castillo quiso ser pintor en su amada Ensenada (donde había nacido un 28 de mayo de 1934), pero había un diccionario y en el diccionario estaban las palabras, y con las palabras se podía dejar, intentar dejar a un lado la soledad, e iniciar un viaje, un viaje interior, un viaje de ideas, de pensamientos, de asombro, de alegría, de poesía. La imaginación y la organización de esas palabras. Y el mundo. Y la realidad, en el afuera. Y la realidad, en el adentro. Y las lecturas, las fundacionales: Rubén Dario, Ricardo Molinari, Hölderlin. Y la escritura, y la evolución desde la realidad, esa que percibimos, a lo que está más allá, y la ruptura en 1974 con Materia acre. Y el intento, siempre intentar, de renovar, reinterpretar, enriquecer la palabra. Y ahora sí, la poesía. Y Castillo buscó la resignificación lírica. La traducción. Elytis, Kafavis, Ritsos, Severis, Vretakos. Poeta y traductor, buscó el misterio en la luz, aunque frecuentara oscuridad y transparencia. Buscó hacer visible lo sustancial. El poema dice más, creía. Y creía. Creía en la Belleza. Creía en el arte como metafísica pura. Creía en la poesía como vía de comunicación de lo divino con lo humano; lo lejano, lo más lejano es lo que perdura. Creía en el poema como objeto estético. Creía en que enriqueciendo la forma se puede alcanzar el supremo contenido. Creía en la palabra como expresión de lo esencial. Tanto lo creyó que la llevó hasta el límite. Hasta tachar en Mandala (su último libro individual de poemas) la palabra “palabra”. Para que “hable”. Y después, estar callado. Pretender quedarse callado un 5 de julio.
     Pero no pudo, no podrá. Sus poemas nos acompañarán siempre. Aunque nos sentemos donde antes estuvo el umbral y cerremos los brazos y encojamos las piernas e intentemos dormir en la matriz del llanto, y volvamos al sueño.
     Hasta que el gallo cantor nos despierte, otra vez, con su voz de nuevos vientos.


En diario Diagonales, La Plata, 7/7/10

5/7/10

Cantar a tientas


Foto: Horacio Castillo. Archivo de la talita dorada, 2004

CANTAR A TIENTAS

Para Horacio Castillo



Hace una cantidad de años
se solía dejar ciegos a los canarios
para lograr en su canto
mayor belleza
–actitud típicamente humana
como cortar lenguas
cercenar gargantas–

Hoy las cosas no han mejorado
y los pájaros que aún sobreviven
cantan
a tientas
todo el tiempo

con señas desesperadas

De “Son dos los que danzan”, 2005

_
© José María Pallaoro
_

2/7/10

Mails


Foto: Gabriela Rojman


E-MAILS

Solía la muchacha escribir
Cartas hermosas y extensas
Cartas de amor

Luego creció y decidió
cambiar el amante epistolar

por un vibrador electrónico

_
© José María Pallaoro
_