11/2/12

Un hijo sin necesidad de padres


MORDÍ LA LENGUA


Me mordí la lengua.
Unos pocos gramos en veneno
inundó mi cuerpo.

Cerré los ojos y decidí
mantenerme callado.
En unos minutos terminará el dolor.

Luego me tragaré entero, y seré otro.
Un hijo sin necesidad de padres.

.
Ilustración: Francisco de Goya (España, 1819-1823), “Saturno devorando a un hijo”. Óleo sobre revoco trasladado a lienzo, 146 cm × 83 cm. Museo del Prado.

6 comentarios:

el waro dijo...

La antropofagia como recurso expresivo... O como pulsión soterrada (?)
Saludos, poeta!

José María Pallaoro dijo...

Abrazo grande, Waro!

Anamaria Mayol dijo...

Un poema profundamente humano Terrible.. Me encantó.Anamaría Mayol

José María Pallaoro dijo...

Gracias, Anamaria. Beso grande con gramos de sol!

PEDRO VALCI dijo...

ESTIMADO COMPAÑERO:

Nos ha gustado mcuho tu blog, de hecho lo hemos enlazado al nuestro, pretendemos difundirlo a nuestros lectores, obviamente respetando las fuentes, para lo cual si gustas esperamos tus letras en:
letrasmacondo@gmail.com. Por cierto le hemos dado a tus nota una grafica que espero te guste,
Un fraternal abrazo
PEDRO VALCI
REDACCION

José María Pallaoro dijo...

Un gusto, Pedro, y gracias. Caminaré por Macondo. Abrazo.