14/11/16

El poema es el amor realizado por el deseo que ha seguido siendo deseo


LOS DOS RENÉ

En una antología de René Char
con estudio preliminar de René Ménard
leemos “el poema es el amor realizado
por el deseo que ha seguido siendo deseo”.

Lo que el traductor no explicita
es la inexactitud de la versión
quizás por un involuntario error tipográfico.

Corrijo con lápiz en el margen derecho
las dos líneas mencionadas.

Y es otra cosa, simplemente, lo leído.



City Bell, 16.11.12

Imagen: René Ménard. Le Jugement de Paris, circa 1908.

12/11/16

7/11/16

Mandioca 1


Yo no dormí en ese lugar
ni en ningún otro,
desde siempre sigo despierto

y aun así no me explico
el porqué de esas flores

que cada tanto
y cada vez más lejos
dejan sobre mí.


.


Triste se va
Octubre.
Dejalo ir, que
se vaya, que
se vaya
y no pase
nada más.


.


Para eso trajimos el día,
para que te enceguezca.

Ahora traeremos la noche,
y para siempre será.


.


La mordaza ahoga
la efervescencia
de los gusanos.

Los ojos espinados
en la clarividencia
del destino.


.


El azul de la tierra
no se hace cielo.

Tapan las palas
los estertores del viento.

Arriba, polvo en el polvo,
semilla del quién sabe.




De Mandioca (Enero – diciembre de 2012).

5/11/16

Ladrillo encima de ladrillo encima de ladrillo


OSCURA PARED DEL AMANECER


Ladrillo encima de ladrillo encima de ladrillo
construí la casa.
Estas cuatro paredes
me pertenecen.

Y son o es, en el plural de lo singular,
el puente centrado entre las dos
orillas del jardín. Ahora el frío

no permite adentrarse al verdor de ayer
y seco áspero de hoy. Cuando el sol
suba más allá de la medianera

saldré con la bolsa de los mandados
a juntar naranjas de un lado y otro,
y al anochecer exprimiré el deseo

en cápsulas para no soñar.


.


Lo oscuro hace pensar la noche.
Hojas desprendidas de los arbustos
arremolinan un humo esférico
engordado en sus puntas.

De los dos misterios, elijo
el blanco; y si se va, el negro;
y si se va, es el amanecer.


.


El amanecer se llenó de ombligos.
Como hizo mi madre
los guardé en un frasco
inmenso de transparencia.
Ahí descansan. Ahí, sumergidos,
tal vez, se abrasen.



City Bell, junio de 2012.
Foto: JMP. Naranjas.

14/9/16

Se viene Antología breve


Homoludens. Poesía contemporánea.
José María Pallaoro / Antología Breve
(Selección de textos Paz Bongiovanni y León Peredo)

Pinturas de tapa e interior / Sergio Santini
(Libro en papel grueso, con láminas en papel vegetal, hechos a mano).


15/8/16

La mesa compartida


 La mesa compartida. 


City Bell, viernes 12 de agosto.

12/8/16

Villa 31, inauguración de la Biblioteca Popular Carlos Mugica


 VILLA 31, INAUGURACIÓN DE LA BIBLIOTECA POPULAR CARLOS MUGICA


     Leyendo con los poetas Daniel Freidemberg, Julián Axat, Pablo Campos y Carlos Aprea, en el acto de apertura de la Biblioteca Popular de Derechos “Carlos Mugica” (10 de agosto, alrededor de las 15 hs., en la Manzana 105, Casa 38).     





La nueva biblioteca comenzó a funcionar en el lugar decomisado en una causa penal por comercialización de estupefacientes y cedido a la Dirección General de Acceso a la Justicia de la Procuración General de la Nación por disposición del Juzgado Federal N°4 y la Fiscalía Criminal y Correccional Federal N°1. 


20/7/16

Como mirarse en el espejo

     Como mirarse en el espejo, y ver, ver un auto de la policía... Oh, nena, casi me corto el pelo, fue hace unos días, es un poco largo de contar, dame tiempo, ya estoy en el camino. 




. (A David Crosby, Almost cut my hair)

1/7/16

Ella dice

ELLA DICE


Ella dice “de esta agua no beberé”,
pero el agua no respeta los deseos.

6/6/16

FESTIVAL DE POESÍA El regreso de los poetas


Ciclo de escritores organizado por:
CTCL (Centro de Teoría y Critica Literarias)
IdIHCS (Instituto de Investigaciones en Humanidades y Ciencias Sociales)
Cátedras de Teoría literaria I y II

FESTIVAL DE POESÍA
El regreso de los poetas
Aula C201

Miércoles 15 de junio
10hs Llamada poética: “Las brigadas de choque” (performance)
11hs Clínica de poesía: “Poesía popular argentina, claves para su enseñanza”. Coordinan: Mariano Dubín y Eugenia Straccali)
15hs Lectura de poetas: Mario Arteca, Horacio Fiebelkorn y Eduardo Rezzano. Coordina: Analía Pinto
16hs Lectura de poetas: Osvaldo Aguirre, Clara Muschietti y Laura Wittner. Coordina: Eugenia Straccali.
17hs Merienda
18 hs Lectura de poetas: José Villa y Carina Sedevich. Coordina: Osvaldo Aguirre.
19hs Diálogo abierto con los poetas: “Cartografías de la poesía actual” Jorge Aulicino y José Villa.


Jueves 16 de junio
10hs Clínica de poesía a cargo de Carlos Ríos: “La fábrica del poema”.
15hs Lectura de poetas: José María Pallaoro y Mariano Dubín.
16hs Lectura de poetas: “Poesía, memoria y generación”. Julián Axat, Juan Aiub, Nicolás Prividera. Coordina: Eugenia Straccali y Ramón Inama.
17hs Merienda
18 hs Cierre: Carlos Ríos: “El objeto del siglo y otros poemas”


.

10/5/16

La claridad que pedía Edgar Bayley



          “La claridad” que pedía Edgar Bayley, pienso, creo, tal vez, no es la de decirlo todo, la de que el poema se lea en su linealidad y lo abandonemos apenas lleguemos al (punto) final. Todo poema que no nos permita sucesivas lecturas y preguntas y repreguntas, a mí no me satisface. Pero es una cuestión personal. Si no nos importa lo que queremos decir, ni las palabras que utilizamos (si leemos en un texto “padre” no tiene por qué ser el padre biológico), ni eso que llamamos ritmo o fraseo, me parece, nos estamos alejando de lo que llamamos poesía. (“(…) Y cuando al fin pude definir la claridad que yo buscaba / Advertí cuánto sueño y plumón y roja tierra / Y confusión y olvido hacen falta para comprender claramente / Y estar aquí con total lucidez sentado a la vera del camino / Avivando el fuego bajo el cielo y el polvo de las horas (…)”. Los tiempos están cambiando, ya sé, y la verdad es que me cuesta aceptar lo que me piden para adaptarme. 



.

8/5/16

La palabra

LA PALABRA




     Cuando suponía que tenía hambre, mi padre me daba de comer. Aunque no siempre. Aún así lo esperaba ansioso, se acercaba hasta el borde de la pared, miraba hacia donde su intuición le indicaba encontrarme, y luego de su fracaso, se iba. Pero antes, hacía el simulacro de alimentarme. Mi padre tenía esas cosas, y otras curiosidades. El día de lluvia, o de las prolijas lloviznas, envuelto en un pedazo de lona, llegaba, con su gorra marrón empapada, y juntando los labios y haciendo un chirrido parecido al de algunos de esos animales pequeños, me llamaba. Yo no salía, por temor, aunque sabía que al otro sol o al otro, sería castigado. Él tenía esas cosas, extrañas. Lo extraño surgió de una conversación acercada por el viento. De esa noche conozco la palabra sin comprender del todo su significado. Un día mi padre no apareció. Fue reemplazado, y no fue lo mismo, aún extraño esos días de lluvia. Aún extraño la melaza del viento. 




.

26/4/16

Malverso lectura 26 de abril de 2016


Malverso 
lectura 26 de abril de 2016



30/3/16

Mis poetas favoritos

MIS POETAS FAVORITOS



         Una tarde, en la cama, me preguntaste cuáles eran mis poetas favoritos. Me quedé pensando, un instante largo. Luego, miré nuestros cuerpos, mi pecho pegado a tu espalda, te abracé, besé tu cuello, y te fui diciendo mis poetas favoritos, te los decía al oído, muy suave te los decía, “ayudame” te pedí, y pasaste tu mano por entre mis piernas, y me moví, despacio me moví, los dos curiosos, suspirando y jadeando, por mis poetas favoritos, hasta inundar la tarde con sus versos, y los nuestros que se escribían en ese atardecer, ahora.



26/1/16

Gabriel Impaglione, acerca de “Una medida adecuada a todo” de José María Pallaoro









UNA MEDIDA ADECUADA A TODO
(2009-2011)


El poeta va. No espera. Sabe que Ella se presenta de mil formas; a veces parece música que anda bajo el brazo, esa de tantos después que queman o que no. A veces también es una sombra que disuelve su gris bajo la lluvia. Sabe que desanuda laberintos —el estado pre-poético que anuncia escrituras no es un laberinto? — y entonces se arremanga, despliega la palabra en su melodía como un hilo que compone el verso y así canta, bajito, para que se escuche la respiración de aquello que en el fondo de la voz celebra la certeza de las  nuevas preguntas.

Me gusta la idea de imaginar la poesía del compañero leída a través del viejo teléfono de infancia, ese que inventábamos con un piolín y dos latas de tomate o algo así. —Años cincuenta?

¿Qué hay de los cincuenta en Pallaoro? Cuando terminaba la década nació en La Plata. Pero hay algo más. La primera luz. Pero más... Qué testimonio ha querido salvarse del naufragio de desmemorias y consumos y se aferra, desde los intersticios de esta poesía, para advertirnos que el tiempo no es otra cosa que un invento obsesivo, que lo esencial reside en hacerlo trastabillar, romperle el ritmo; está en nosotros cambiar la canción. Todos finalmente llegamos a la superficie y nos ofrecemos al sol desde una raíz que nos convoca y nutre. ¿Qué engranaje de aquella década mueve qué mecanismo del poeta?

Dar cuenta del contexto social como compromiso ante su realidad. Los versos que siguen, desde la personal interpretación de quien comenta, podrían ser un buen ejemplo:

“El fortalecimiento del ritual,
bajo la alfombra
donde las ratas
se alimentan
de nuestra feroz
inexistencia.”

Si la poesía asume protagonismo como metáfora de la política, será ella quien monte la proa del ahora para dar testimonio de lo que pasa. Y hacia dónde vamos y de dónde venimos. Otra vez este lugar común para referirnos a lo profético —pienso— pero... en un mundo atribulado por los índices de dioses falsos y escaparates sacros, la voz de los poetas será el agua. Y el fuego. Y el aire. Y será tu voz.

José María se nutrió de aquel existencialismo de los ’50, pero, adolescente, atraviesa los ’70 pelilargo y andante y aprende a rasguñar piedras, correr calle abajo rodando-rodando y a encender un fósforo detrás de los espejos para reconocerse en una generación hecha jirones bajo la bestialidad neolítica. Es necesario redescubrirse, parece decirnos, bajito, para que se sienta.

Cuando escribe: “…las ratas / se alimentan / de nuestra feroz inexistencia” nos habla de espacios abandonados a fuerza de no-te-metás y de estupidez suicida.

José María va siemprenuevo al encuentro de la poesía. Una y otra vez. No la espera. Escapa de noes y espejismos para abrazarla. Es vocacional y bien terrestre su poesía, callejera, urbana de guitarra llevar. Profunda, lúcida; de ronda de guitarra. Desde lo íntimo se hace colectiva. Trabaja. Es el ojo puesto en lo trascendente de la simplicidad, en aquello que nos humaniza.

“Tus dedos
acariciando los míos.”

El poemario comienza con noticias de un muro doloroso (despatria o desamor?) pero el poeta va, decidido, sin espera. Y nos habla de una casa que presiento con luz de mesa tendida y ronda de vino y canto. Luego cita claves y limones y entre flores que abren y cierran su puño se suceden versos que se abren y cierran en torno a una belleza que duele.

“Nada estalla de las manos
del solitario que escribe su poema
sin pájaros del deseo.”

Incansable José María va. La encuentra aquí y allá, entre sauces y álamos y por las esquinas, en la calle donde se pierde en el tiempo la silueta del amigo, en las madrugadas o la ciudad de los parásitos, en la muchacha del vibrador electrónico, sobre las cáscaras de piano, la señora que hace el trabajo manual encima del sofá con la tele encendida. José María nos habla de su perro Dylan, de Matías Vernengo y Lamborghini. Él nos lleva en su travesía a lo largo de estas páginas.

José María no la espera, la busca, la encuentra hasta desgajarse en ella.

Es allí donde “crezco / con una claridad / insospechada.”


Posdata al lector, con deseo:
Que el testimonio de esta travesía, íntima, profunda, multiplique los cielos de tu horizonte y sientas, por puro placer, la necesidad de releer una vez y otra, bajito, estos versos, para respirar una música que ha nacido en el corazón de un hermano.


Lanusei, Sardegna, septiembre 2012.


31/12/15

Breves en el último día del año

BREVES



LA MECA

     Me has traído a este lugar
para abandonarme.



MEJOR NO PREGUNTAR

     ¿Cuánto dura
el ocaso?



ES UN MUNDO

     Es un mundo triste. Si definimos la tristeza
como algo asqueroso.



ALGUIEN NOS PERSIGUE

     Quiero decir,
estamos salvados.



BASADO EN UN EVENTO REAL

     Murió
creyéndose inmortal.


24/12/15

No puedo cantar en Mis poetas contemporáneos 2



No puedo cantar
                      en el blog

                 Mis poetascontemporáneos 2
                                                                             Gracias!

1/9/15

1971, Un equipo de City Bell, campeón bonaerense de la Zona Este






Vuelvo a encontrar un recorte de diario en un libro (que cada tanto, años, saco de la biblioteca para releer). El recorte es del jueves 7 de enero de 1971. Leo en el epígrafe de la foto: “El equipo de Fútbol de la escuela San Blas, de City Bell, ganador de la Zona Este del campeonato interescolar de fútbol organizado por la dirección de Educación Física del Ministerio de Educación”. Debajo el título: “Un equipo de City Bell, campeón bonaerense de la Zona Este”. La nota comienza así: “Mañana partirá con destino a Necochea el equipo de fútbol que ganara el campeonato interescolar…”. 


Ese verano, conocí el mar. 

4/8/15

Poemas en La Voce Regina

Biblioteca Sala Borsa Bologna

En su paso por nuestro país, Roberto Pasquali (presidente de la Asociación Intercultural AIPI de Bolonia) registró, para “La Voce Regina”, la voz de diferentes poetas. Muchas gracias, Roberto, por incluirme en este hermoso trabajo, recopilitario de voces y poemas, que venís realizando desde hace tantos años. 

LA VOCE REGINA: “La voce regina è un'installazione multimediale con un programma interattivo, creato per l'occasione, che permette agli utenti di selezionare poesie sonore e escoltarle”.



La claridad

Para qué

Saberes

La enredadera

El poder

Memorias

Una hermosa vida

Erik Satie en la antigua ciudad

José María


18/6/15

Mundo despierto 1, textos



Lunas

     La luna, la de esta noche, no se parece en nada a la palabra “luna”. Es una luz al alcance de la mano si estamos sin anteojos o lejos de la palabra que la nombra.


Miro la luna ¿para decirte?
Escribo “luna” ¿para encontrarte?


Ni lo uno ni lo otro, solo ausencia de vos en los ojos y en las manos.



Otra luna

     Tuvimos como bosque
una escindida de dos
en la luna desierta.

Nada.

Pensaba en la arena
y en el viento
y en las ramas que se sacudían.



Otro idioma

     Al entrar, bajo el hechizo de una inmensa luna, recordé además: “Nunca supe otro idioma que no fuera el de tus besos bajo la alfombra”.



Manos frías

     ¿Qué se debe hacer en una tarde de lluvia? ¿Esperar? No deseo caer en la trampa del mañana.

En el ayer, mis dedos estaban fríos. Decías eso, entre versos de Idea y Alejandra. “Tus manos están frías”.

¿Qué otra cosa es la soledad?



Ramas desnudas

     En las cuitas del hacer
trabajando
desde tempranito

en el atrás,
un humo de guitarra no
dejaba nacer al sol.

Sepan entender
el volver a escuchar
las ramas desnudas.



Transparencias

     Busco en los libros alguna palabra. Encuentro respiro en las ramas del sauce, abanico ***, *** de la mañana. El cielo limpio y la luz artificial iluminan la pantalla. El sol da la espalda a esta hora del tempranar. Es sábado, y no cambié los vestidos de los parpados sin luz. ¿Estoy envuelto aún? ¿La brisa del entrar por la ventana, los libros y las palabras representan la sensualidad de lo real? ¿Lo real cae en nuestros cuerpos como lo que fue, es, será? Leo recuerdo, y el respiro se carga de la visión de un nido de barro, seco, allá, arriba, tras las rejas del no salir, tras el ladrido del perro que me convoca. Miro la ventana, las rejas, el verde sacudido por un día donde nadie sabe del color de las hojas ni de la transparencia de las palabras.



Como arriba abajo

     Como si la nada del todo en el subir y bajar
moviesen el mundo otro y nuestro.

Arriba, los árboles nutren sus raíces y golpean, y
golpean.

Abajo, la copa de vino derrama en el se va
y humedece la noche del venir,
descansa viento de quedarse.



El desierto

     Otro aire, nuevo, libera el miedo y la rutina, las ligaduras de la diversidad.

Solos, en el ahora de las palabras, uno de los dos –no importa quién– trae el mar para mojar los cuerpos y cruzar el desierto.

City Bell, marzo de 2012.


*


Amor duerme

     Amor duerme. Hoy no se siente bien. Escribió con prolija letra, en el espejo de los enamorados infieles, otro día, otra tarde, otro lugar.

Amor duerme. Como ayer, y antes del ayer, no se siente bien. Prefiere descansar. Otro día, otra tarde, otro lugar.

Amor duerme, y yo, en mi insomnio acurrucado de frío, espero su despertar. Espero, con la esperanza del también dormir.


En Mundo despierto 1, antología. Libros de la talita dorada, 2014.

6/6/15

Antidomingo 14 de junio


La instrumentista

“En el alba de callados venenos
amanecemos serpientes.”
Octavio Paz


A veces me siento depositario de una sensibilidad que me aterra como en este momento que comienzo a escuchar una flauta, pequeña seguramente por la fragilidad del sonido; un fagot exiguo tal vez no aclare nada, si las cuerdas, en caso de ser un clavecín de estas características, no estuvieran pulsadas por un virtuoso instrumentista; y me deleito con la música, en una exquisita borrachera imagino a una concertista de apacibles y deliciosas manos abrazando un diminuto violín que bien podría ser una mandolina; la mujer es de exótica y armónica belleza, la degusto fascinado, pero ella parece desconocer mi destino; mientras continúa extrayendo notas de ese violonchelo cuasi humano, la mujer de mi ensueño se renueva difuminada en la lluvia; al concluir con el último de los acordes abandona el clavicordio sobre la desnuda habitación y levantándose con una sonrisa de gozo desmedido se dirige a mi encuentro. Ahora una serpiente se enrosca a mi columna vertebral, y siento mi cuerpo transfigurado en forma y peso; la instrumentista hurga entre mis cuerdas como en un mágico theremin y comienza a sonar el más triste de los blues.


1989

30/5/15

CUBO TEST JOSÉ MARÍA PALLAORO






En 2009, me invitaron a participar del test de CUBO, suplemento cultural en la web del diario El Día de La Plata. Acá están las respuestas, espontáneas por cierto.



CUBO TEST JOSÉ MARÍA PALLAORO

1-      Un libro: En realidad, mi biblioteca. Ahora estoy en el capítulo “de atrásalante en su porfía” de Juan Gelman, y releyendo “Y nuestros rostros, mi vida, breves como fotos”, de John Berger.

2-      Una canción: “Los libros de la buena memoria”, Invisible, 1976.

3-      Un disco: No hay dos sin tres o cuatro: “Bach: Variaciones Goldberg”, Glenn Gould, 1959. “Abbey Road”, The Beatles, 1969. “Inti-Raymi”, Arco Iris, 1973. “The Kôln Concert, 1975”, Keith Jarrett.

4-      Una película: “Annie Hall”, Woody Allen, 1977.

5-      Una frase: “El mejor modo de esperar es ir al encuentro.”

6-      Una obra (teatro, danza, ópera): “King Lear”, William Shakespeare. “Tio Vania”, Antón Pávlovich Chéjov. "El otro Judas", Abelardo Castillo.

7-      Un escritor: Uno de acá, que también es allá: Joaquín Giannuzzi. Otro de allá, que también es acá: Raymond Carver. Porque sus hermosos rostros me están mirando en este preciso instante.

8-      Un músico: Eric Satie. Miles Davies. Bill Evans. Bob Dylan. Jimi Hendrix. Joni Mitchell. Gustavo Santaolalla. Elegí el que quieras, mirá que puedo mencionar a muchos más.

9-      Un pintor: Daniel Santoro. Claude Monet.

10-     Un director de cine/teatro: Leonardo Favio. Andrei Tarkovski.

11-     La cultura es: …la sonrisa que brilla en todos lados / en un libro, en un niño, en un cine o en un teatro / solo tengo que invitarla para que venga a cantar un rato // Ay, ay, ay, que se va la vida / mas la cultura se queda aquí…

12-     La vocación es: …la mayor de las suertes.

13-     El amor es: …todo lo que necesitas (además de un agradable par).

14-     La familia es: un plato lleno de secretos.

15-     Los amigos son: flautistas en el comienzo de la alborada.

16-     Un color: Soy daltónico. Y tenemos la suerte de ver más matices del violeta. Los otros, como ya todos sabemos, no importan.

17-     Un sabor: A la mañana, café con leche y tostadas con queso descremado y dulce.

18-     Un sonido: Copas y vasos y botellas que se vacían, y la alegría de los seres queridos en casa.

19-     Un aroma: Las plantas y árboles cuando llego a casa. Lo que a veces trae el viento. La comida casera. Ella, siempre.

20-     Una textura: Esa piel.

21-     ¿Café, té o mate? Mate. Y, a veces, café o té, según el antes o el después.

22-     ¿Dulce o salado? Salado. Y un dulcito de cuando en vez.

23-     ¿Satén o algodón? Ambos dos. Pero desnuditos es mejor.

24-     ¿Formal o casual? Ídem anterior, y viceversa.

25-     ¿Día o noche? Hoy: Buen día, día.

26-     ¿Ciudad o campo? Campo o naturaleza casi todos los días. Y cuando no, ciudad de guitarras callejeras.

27-     ¿Playa o montaña? Una niña descalza anda en la playa / Como gota de lluvia sobre la zarza //… Y hoy por fin la inmensidad fue el bien.

28-     ¿Río o mar? Soy pisciano. Mar y río, en ese orden.

29-     Un lugar en el mundo: City Bell, el de mi infancia, con quinta y tambo, y Creedence Clearwater Revival en el Winco a todo volumen: “Fortunate Son” (en: “Willy And The Poor Boys”, 1969).

30-     Tres cosas que llevaría a una isla desierta: ¿Sólo tres? Bueno, en tres palabras: “Todo lo querido”.

31-     Un recuerdo de la infancia: En invierno, junto a la estufa hogar, con mis padres y hermanos, tirado en el piso, leyendo historietas y los primeros libros; y la muerte, lejos, lejos.

32-     Un maestro: Mario Porro.

33-     Una virtud: Soy todo oídos.

34-     Un defecto: Varios. Cierta irascibilidad no contenida, verbalizada. Pero pasa rápido.

35-     Una frustración: Se hace lo que se puede.


36-     Un sueño: Cuando desperté, todo lo que amo seguía aquí.