30/12/10

Un poema de fin de año


TOO OLD TO ROCK 'N' ROLL

Una noche en El Lobizón
Darno escribía en una servilleta
a unas chiquilinas charlatanas
de la mesa de al lado
su declaración de amor
“Siempre van a ser imposibles” o
“Ustedes son imposibles”
Ninguna de las dos debe ser correcta

Pero algo así escribió
en el papel que hizo girar
para que lo pueda leer
Y después se los pasó
a las muchachas
Ellas se pusieron coloradas
y para atenuar la risita
ante el músico y poeta
maldito de Montevideo
se taparon la boca
con la mano

Lo peor de ser viejo
es recordar que se fue joven
y que podía amarme
Cuando entran los años
sos un sabio o un pelotudo
Esto fue casi en los 90
o en sus principios

Pegué el último sorbo
al séptimo alcohol de la noche
y acompañado
por un terrible
dolor de vacío
me fui a tirar al Windsor
No entiendo por qué
escribo esto ahora

La historia del Darno
ya la conté antes
Pero hace unos días
escuché que un pensador
había dicho que tres
días de amor verdadero
justifican una vida
Mi chica no debe estar
enterada de estas
cuestiones filosóficas
Hace tiempo la espero
por uno solo de los tres

En una novela de Fiodor Dostoievski
hallé la cita que el Darno
me regaló esa madrugada
de hombres lobos
a la otra orilla del río
Cuando estaba vivo
Y yo tenía la edad de Clara
y era demasiado joven para morir
en la angustia y la dulzura
de toda circunstancia ajena al amor


La foto de cabecera la sacó Eduardo Darnauchans. ¿Calle Uruguay o Mercedes? En Mercedes vivía el Darno, como escribió en la servilleta había que visitarlo en horario vespertino.
Tres de Eduardo Darnauchans
He olvidado la noche

Épica

Final

No hay comentarios: