7/11/16

Mandioca 1


Yo no dormí en ese lugar
ni en ningún otro,
desde siempre sigo despierto

y aun así no me explico
el porqué de esas flores

que cada tanto
y cada vez más lejos
dejan sobre mí.


.


Triste se va
Octubre.
Dejalo ir, que
se vaya, que
se vaya
y no pase
nada más.


.


Para eso trajimos el día,
para que te enceguezca.

Ahora traeremos la noche,
y para siempre será.


.


La mordaza ahoga
la efervescencia
de los gusanos.

Los ojos espinados
en la clarividencia
del destino.


.


El azul de la tierra
no se hace cielo.

Tapan las palas
los estertores del viento.

Arriba, polvo en el polvo,
semilla del quién sabe.




De Mandioca (Enero – diciembre de 2012).