29/10/11

De almendras y elefantes

UN FUERTE DOLOR A PÚAS


Un hombre en una habitación camina por la ruta de los desconsolados de la noche. Farfulla cabizbajo harto de los elefantes que se cruzan en su camino y patea a un costado haciendo barrito. Son muy trompudos, piensa. Se levanta y, sin encender la luz, pone dos almendras, una dulce y otra amarga, en sus zapatos de gamuza que ahora giran con un fuerte dolor a púas.



Imagen: revista Alquitrán (de breve existencia), nº 2, enero de 1970. Incluye dibujos de Luis Alberto Spinetta en una nota titulada “No sólo del canto vive la almendra”.

No hay comentarios: