4/11/11

A partir de un texto de Alejandro Schmidt

KRISHNAMURTI TOCÓ EN LIVERPOOL

En esa estrella nunca viajé
Aunque las cosas bellas están
más allá de un único pensar
En el mundar que nonos aburre

Estamos grandes para órdenes
castas y los dioses nos han dejado
por muchachos bronceados
y estáticas musculaturas
“No te olvides de devolver
el gallo a uno de los fabulosos”

Nos ponemos nerviosos
y tranquilos al mismo tiempo
y el mundo no alcanza
para regar las plantitas
quemadas por el ardiente sol

H. A. Murena que pasó por la escuela
militar y amaba a los caballos
calló en las ciento y una
el paso de Krishnamurti por Liverpool
y de una guitarreada bendecida de hierba

En estado de tristeza y felicidad
y pasado el mantra de lo que es
lo voy a meditar
en mi lugar de veraneo:
el rincón más oscuro de la casa
dentro de la asombrosa claridad
en la realidad del no tiempo


.