14/1/12

Algunas notas de un diciembre desnudo

*
Leo en un libro que ella dejó en casa. El terror de una noche se esparce a lo largo de una vida. Nunca mencionó un posible rescate de las 72 páginas manuscritas y de absoluta legibilidad.
*
Me encuentro desnudo. Bajo por una calle amplia de inmensos álamos plateados en sus esquinas. Hay viento, leve, actual. El cambio de color de las hojas confunde. Camino. Por el centro de la calle. Trato de no quitar los ojos de la línea amarilla. Desnudo, siento la mirada de los otros. Estoy solo. Solo.
*
Las calles están vacías, aunque nos atropellamos unos a otros. En la ciudad se respira un aire espeso, sofocante, los vivos-muertos o los muertos-vivos comen las migajas que les tiran las palomas de la plaza.
*
Los cerdos quieren sensibilizar sus páginas. Amor osa mente recurren a la constitución. Cholulos monopólicos de las noches vendedoras de la sangre de los muertos que ellos muy bien supieron esconder.
*
El mal en las alturas. Y acá abajo, niños, mujeres y hombres caen. Muertos. Muertos. Los dibujitos animados aíslan a muertos que respiran. Helicópteros.
*
Un boludo grande o un gran boludo sentado en una banca del pueblo hace helicóptero con sus lentes. Un ciego en su universo desvastado. Un portador de un bien como bolitas de arena.
*
El país que somos. La vida es ahora o nunca. El tiempo de hoy no existiría sin nuestra lucha. Los museos vacíos de pasos para tomar las calles. La sanidad de lo sano. Quiero vivir.
*
La caballería de la noche. Incendiaron en el sueño el día mejor. Madres.
*
Reivindicar lo mejor de la tradición de nuestro movimiento, y el líder nos encontró, y encontró en los rincones del cerca, del lejos. El pueblo vuelve. A escribir, su historia.
*
Si no nos vamos ya, nos cagan a tiros; pero comenzó la cacería y los idiotas se entretenían con dibujitos animados.
*
Neoliberalismo. La clase instruida destripa su entretenimiento doméstico. Nunca con los bolsillos.
*
Una imagen del pasado aparecido. Cimientos. Terraza. Helicóptero. La realidad de la imagen y los años porvenir. Esa luz, ese halo en el rostro del que será. ¿Ves?, antes de hablar, la belleza de tus ojos nos enseñaba a respirar de otra manera. Alegre, concreta, tenaz.
*
Hoy, entre nosotros, ¿tiene importancia la palabra “alma”? Hace no mucho tiempo, encendía el día. Nuestro día alimentado de preguntas y sueños.

City Bell, diciembre de 2011

.
Foto: Jmp

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Diversas expresiones de impotencia y rabia ante la contundencia, el sol los ciega. Muy bueno Jo. Besos Negra. P.D.: ese Píndaro, qué es de Carlitos Aprea???

José María Pallaoro dijo...

Gracias, Negri.
No, es Carlitos Aprea, pero momificado. Se tomó en serio eso de hacerse los rulos!
Beso!