9/1/12

La misma poesía


NO ESCUCHAMOS…


No escuchamos la misma poesía.
Unas palabras unidas por el azar o por la razón del azar,
con el coraje o el temor de la incomodidad
de los vientos del delirio,
nada saben del silencio del hombre
y de las carrasperas de los huesos.

No oímos la misma poesía.
Mortales de la noche o el amanecer
o de las circunstancias del amanecer
o de la noche, salimos
de nuestras cuevas, al aire,
al aire fresco y putrefacto, con una hoja
manchada, justa, indescifrable, precisa.


.
Foto: Jmp

1 comentario:

anuar bolaños dijo...

HALO


El olor de la casa tiene la alquimia de tu piel.
Entre tu cintura y tus caderas
sobresale un ánfora.
Ríes sin que te alcance a oír
y esa alegría debe ser jardín saturado
o mar descompuesto.

Cada amor gozado
es una hazaña irrepetible.

Tu recuerdo es esta luz que no flaquea.